30 de septiembre de 2009

LA CASA MAS GRANDE DEL MUNDO



LA CASA MAS GRANDE DEL MUNDO O…..LA PRUDENCIA EN LOS DESEOS.
Hace unos días hablábamos de nuestros deseos, de aquellas cosas que cada uno anhela y sueña………de las cosas que posiblemente tengamos ganas de tener pero que probablemente nunca se hagan realidad…….o quizá si, quien sabe?Hablábamos de que no importa si esos deseos o esos sueños no se hacen realidad, porque hay otras cosas más sencillas pero que al mismo tiempo son las más importantes.María Pérez Fernández nos contaba su sueño: “Tener un Yorkshire…..pero que si no lo tenia no pasaba nada”.Claudia nos dijo que tenía el gran deseo de tener un conejo.Israel nos contó sonriente e ilusionado que su gran deseo era hacerse una foto con Papá Noel.Lucía sueña con tener un perro del color que quieran sus padres y cuidarlo por supuesto.Para Esther uno de sus deseos es tener un caballo grande en una granja.El sueño de Laura Sánchez Ortega es tener un gato negro en su casa.Nerea sueña con un ordenador blanco para jugar.Cuando ya casi todos habían hablado sobre aquello que soñaban….Esther nos dice que hay deseos y sueños que se cumplen.María Pérez Fernández lo afirma también y nos cuenta que si sale una estrella fugaz en el cielo podemos pedir un deseo.Cuando concluíamos, Paula nos cuenta su gran deseo:-“Los padres mejores………………..que son los que tengo”.Todos nos quedamos unos segundos en silencio….Gerardo nos comenta que tiene la mejor familia del mundo y la mejor hermana…..y ese es mi mejor deseo.Esther también está de acuerdo con sus compañeros y dice que “el deseo más importante es tener una familia especial…..como la que tenemos….especial!!.“Tu también eres especial Luis”……..y aquí el maestro se rinde….!!como no!!!!Todas las personas son especiales comentan. Lo más importante es querer a todas las personas….!al mundo!A un “chino”….aunque no lo conozcas, comenta Gerardo.Volviendo a la prudencia de los deseos y a aceptar lo que tenemos y como somos….y a valorar lo que poseemosLaura platea que le gustaría ser más grande pero que no le importaA máximo también le gustaría ser más grande pero que si fuera más pequeño no le importaría.Gerardo le plantea que “si se lo encontrara así de pequeñito en la calle se lo llevaría a su casa, lo dejaría que viviera conmigo y eso se llama amistad.”…..Y al final alguien dice….:- ” Yo sería feliz…..porque al menos tengo a mi familia que es lo que más me gusta”.Todas estas reflexiones surgen con la lectura del cuento de esta semana “LA CASA MAS GRANDE DEL MUNDO”. La historia de un caracol que sueña con tener la casa más grande del mundo. Será a través de una historia, relatada por su padre caracol, que el pequeño evaluará la conveniencia de realizar su sueño. Porque ¿qué pasaría si un día la casa fuera tan grande que ya no pudiera ni siquiera acercarse a las deliciosas coles? ¿Y si, peor aún, por tener la casa más grande del mundo ya no pudiera moverse en libertad por el jardín?Las reflexiones del pequeño protagonista invitan al lector a hacer su propia reflexión acerca de la prudencia, la humildad y la sencillez. Las cosas grandes no son siempre las más importantes valorando lo esencial. Y es que para Leo Lionni es justamente en el espacio de la infancia donde se produce "una comprensión intuitiva de la esencia de las cosas y de los acontecimientos". Sus textos no son otra cosa que la materialización de estas reflexiones.“La casa más grande del mundo” está publicada en la editorial kalandraka.

LUISTQT (INFANTIL 5 AÑOS)